$270

Historia:

Originario de Taxco, Guerrero. En su versión original lleva piñones y para el color se le añadía betabel o granada. En algunas variantes se le agrega mezcal de Guerrero y rosas. Se dice que la inspiración para este mole fue la Basílica de Santa Prisca cuya fachada está hecha con cantera rosa. Sin embargo, algunos historiadores sostienen que el mole ya existía antes de la construcción. Es un gran ejemplo de la cocina barroca que existe en nuestro país. Generalmente es un platillo de celebraciones en familia, fiestas del pueblo y días importantes.

Ingredientes:
Chocolate blanco, semillas tostadas, agua de rosas, pétalos y betabel.

Categoría: Etiquetas:

Descripción

Elaborado con betabel, flores y chocolate blanco. Es un mole aterciopelado, elegante y perfumado. Ideal para acompañar con pescado, cortes magros y pollo.

1 Kg. envasado al vacío.